Ayuntamiento de Chinchilla de Montearagón
Ayuntamiento de Chinchilla de Montearagón

ASOCIACIÓN VIRGEN DE LAS NIEVES

La Asociación Virgen de las Nieves es una asociación pública de fieles cristianos que, unidos por el amor a la Madre de Jesús, bajo el secular título “De las Nieves”, se compromete a vivir más intensamente su fe cristiana y a encajar en su vida las exigencias evangélicas. Se fundó en julio de 1899.

 

También es la heredera de una tradición centenaria como lo es la Soldadesca, que celebramos el tercer domingo de mayo en honor a Nuestra Patrona, y que fue impulsada por el Rey Felipe V, mediante Real Provisión de 13 de agosto de 1739.

 

Esta fiesta nace en 1705, (según Pedro Cebrián Martínez de Salas, cronista de la Ciudad en el siglo XIX) cuando las milicias municipales o concejiles, hicieron una incursión en la vecina localidad de Almansa. Amenazada, en plena guerra de sucesión, en lo que fue los preliminares de su famosa batalla. Al no haber tenido encuentro con los imperiales, se volvieron a Chinchilla y resolvieron hacer una acción de gracias a la Patrona por no sufrir bajas. La pólvora que no gastaron, la utilizaron en saludar a la Virgen de las Nieves, disparando en su honor salvas.

 

Hoy día, perdido su carácter militar, es una fiesta eminentemente religiosa en que esta asociación organiza festejos varios en torno a la figura de la Virgen como son el Solemne Novenario, los Rosarios, Ofrenda de Flores, Celebraciones Eucarísticas y la procesión.

 

Esta asociación es la más grande de Chinchilla, que tiene más de 1050 asociados, que con una cuota de 5 € al año, contribuyen a sostener la fiesta, y el culto a la Virgen. Se rige mediante una Junta de Gobierno que se elige cada cuatro años.

 

Es misión de la Asociación velar por el mantenimiento del culto que se le tributa a la Virgen Patrona, mantener el patrimonio de que disponemos actualmente como pueden ser los mantos de la Virgen que pasan del medio centenar, los tronos para su exposición y ornato, los estandartes y banderas de la Asociación, por citar algunos.

 

Hoy, la junta de la Asociación, quiere ayudar a la Parroquia a extender la devoción a la Virgen, a la vez que se compromete a seguir ofreciendo esta tradición secular y centenaria, y preservar el legado recibido, enriquecerlo y siempre que se pueda aumentarlo.

HISTORIA VIRGEN DE LAS NIEVES

En el s. XVIII  la ciudad de Chinchilla de Montearagón estableció por patrona a Nuestra Señora de las Nieves, una vieja imagen gótica, que al menos desde el siglo anterior empezó a tener culto en la antigua ermita de San Pedro de Matilla, en los Llanos de Albacete, todo ello quizá, como una respuesta a las pretensiones municipales de la entonces villa de Albacete y sus deseos de ampliación de término, a costa del de Chinchilla, a la vez, que se fomentaba, desde el s. XVI, la devoción a la Virgen de los Llanos.


Ciertamente es en el s. XVII cuando se generalizaron las romerías al paraje de los Llanos, tanto desde Albacete con su Virgen como desde Chinchilla con la de San Pedro y ésta de las Nieves. Debió ser, precisamente, en este periodo del Barroco cuando a aquella pequeña imagen gótica de alabastro se le añadió un "sotobanquillo" de plata para darle mayor esbeltez, y una especie de cápsula semicilíndrica, del mismo metal, en donde quedaba parcialmente embutida la figura, todo lo cual permitía vestir a la escultura con túnicas y mantos y darle un aspecto más real, a la vez que se le añadían otros elementos tales como la habitual media luna a los pies y las correspondientes coronas de metal precioso; consiguiéndose, de este modo, un mayor acercamiento a la moda barroca y a la sensibilidad popular.


En 1.981, siendo párroco de Chinchilla, D. Victoriano Navarro Asín, se procedió a eliminar a esta preciosa imagen de la túnica y de aquella especie de cápsula argéntea que inmovilizaba la escultura, a fin de poder contemplar en su integridad la primitiva escultura gótica. No obstante, la devoción popular y la buena sensibilidad de las gentes de Chinchilla han sabido conjugar perfectamente, la valoración artística, ya que hoy se puede contemplar la obra íntegramente, a la vez que se ha mantenido, el tradicional manto que ofrece el perfil característico  de las imágenes barrocas de vestir.


Centrándonos exclusivamente en la escultura vemos que se trata de una representación de María, Madre de Dios, en pie y con el Niño en su brazo izquierdo. Se trata de una escultura pequeña, con un poco más de veinticinco centímetros de altura, labrada en alabastro y parcialmente policromada y con una evidente frontalidad. Su espalda es prácticamente plana, aunque con ligeros pliegues, tratados como hendiduras. María aparece velada con el propio manto y coronada con pequeña corona gótica, labrada en la propia pieza (sobre ella se coloca habitualmente la corona metálica con la que se muestra al culto). El manto, prácticamente, envuelve toda la figura de María con uno animados pliegues ondulados, largos y angulosos. En la mano derecha la Virgen porta un fruto, granada o flor de gran tamaño que actúa como cetro. El Niño, vestido con túnica talar, se mueve vivazmente en el brazo izquierdo de su Madre; lamentablemente ambas manos se perdieron en época indeterminada. El conjunto, bien plantado, ofrece  una ligera  torsión en "s", que anima la pequeña figura, y da un cierto dinamismo a la escultura; en un recurso común en las imágenes marianas del gótico europeo. La policromía, se resuelve discretamente, así todo el manto se ve salpicado por florecillas de lis doradas; también dorado es el cabello y el cetro, y de un color azul oscuro es el pliegue del manto; hay asimismo, otros toques cromáticos como rojo en el envés de la vestimenta del Niño y oscuros detalles  para señalar el iris de los ojos y otros detalles secundarios.


Desde el punto de vista estilístico y de procedencia, se nos plantean serias dudas sobre el origen de esta obra, ya que si bien pensamos   en su momento que la imagen podría proceder de talleres de la Corona de Aragón  -y en esa zona  de Aragón, Cataluña o Valencia, podríamos ver ciertos paralelismos-, últimamente nos inclinamos a  pensar, por el tamaño, el material y el propio estilo, un tanto ajeno a lo peninsular, que la escultura podría proceder de los talleres ingleses de Nottingham, localidad que suministró a la Europa continental, en los siglos XIV y XV, numerosas obras escultóricas de alabastro de pequeño tamaño que se podían incorporar a retablos, enterramientos y aún a conjuntos arquitectónicos. Quede aquí la posibilidad  como un elemento a tener en cuenta a la hora de estudiar el gótico en estas tierras.

 

                               Luis G. García-Saúco Beléndez

Tablón de anuncios Tablón de anuncio
Buzón Virtual Buzón Virtual
MANUAL SEDE ELECTRONICA ACCESO CON CERTIFICADO
buzon virtual.pdf
Documento Adobe Acrobat [399.2 KB]
Canal YouTube Canal YouTube

Contacto

Ayuntamiento de Chinchilla de Montearagón

C/ Fernando Nuñez Robres nº 2

02520 Chinchilla de Montearagón

 

Correo electrónico: chinchilla@dipualba.es

contacto@webchinchilla.com


También puede llamarnos al teléfono: 967260001 de 8:00 a 15:00

Horario

Lunes a Viernes de 8:00 a 15:00

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Ayuntamiento de Chinchilla de Montearagón