Ayuntamiento de Chinchilla de Montearagón
Ayuntamiento de Chinchilla de Montearagón

PLAZA DE LA MANCHA

Marco plástico indispensable en las celebraciones de la ciudad. A ella, se accede por el Arco de la villa, custodiado en sus guardacantones por dos cañones del castillo, que en 1812 fueron mutilados por las tropas francesas. Es un espacio configurado arquitectónicamente en el s. XVIII, de planta rectangular, rodeado por los contrafuertes, ábside y torre de la iglesia arciprestal de Sta. María del Salvador; el Casino en su lado sur, con galería acristalada, sustentada por columnas de capiteles con zapatas, junto a él la Torre del Reloj; presidiendo la Plaza, está el Ayuntamiento, con su fachada barroca y el medallón de Carlos III. Antiguamente su aspecto era menos abierto que en la actualidad, por las casas y soportales que estaban adosadas al muro de la arciprestal y, por los arcos que daban acceso a las calles de H. Montesinoss y de Fernando Núñez Robres.

 

En su lado E se encuentra la fachada barroca del Ayuntamiento, correspondiente al cuerpo de la sala capitular, construida por los años de 1760, por el maestro Tomás de Montalvo, y concluida entre 1780 y 1781, por el alarife chinchillano, Pascual Picazo. Según Santamaría Conde y García-Saúco, se sitúa en un estilo rococó austero, obra que combina horizontalidad y verticalidad, coronada por un remate mixtilíneo, donde aparece, en relieve, el busto de Carlos III, cuyas armas, flanqueadas por las de Chinchilla se encuentran sobre el balcón principal y bajo dicho balcón, el Arco de la Villa. También posee una portada renacentista, de estilo vandelviresco, en la calle de la Corredera. En el extremo E., accediendo a la calle H. Montesinos, encontramos el ábside renacentista-plateresco, obra de Jerónimo Quijano.

 

Los soportales del lado S. con casas de dos plantas sustentadas por zapatas que dan horizontalidad al conjunto que se interrumpe con la verticalidad de la Torre del Reloj, obra del maestro Melchor Garrido, neoclásica de principios del s. XIX, rematada en templete. Al lado W. construcciones del s. XVIII, destacando la casona con patio columnado perteneciente a los López de Haro, y la casona blasonada de Valentín Ballesteros López del Castillo, donde residió la Monja de las Llagas. Una peculiar travesía desemboca en la plaza, la calle del Arco, que presenta un arco apuntado de ladrillo sobre el que se encuentra una ventana con parteluz y dintel festonado, al gusto mudéjar.

 

En 1878, se amplía la plaza por la Lonja S. gracias a la cesión de terrenos por parte de Gerónimo Moreno Bonilla López de Haro y Ortiz. Por su subsuelo transcurre la cloaca mayor o albollón de los judíos, de época medieval. En ella se mezclan señorío, cultura, tradición, devoción, política, comercio, tauromaquia, y holganza; es aglutinante y lugar de encuentro; aquí proclamaron Monarcas, y aquí, se representan las Misericordias y se lloran con suspiros y “quejíos” la ancestral Pasión cantada de su Semana Santa.

 

 

BALLESTEROS CAMPOS, Plácida V. /MOLINA CANTOS, Joaquín: “Chinchilla de Montearagón Turística, España 2006”. Nª Regtº. Propiedad Intelectual AB-728-2005. 


LA FUENTE DE LA PLAZA

En los tiempos que corren, parece impensable imaginar cómo sería nuestra vida sin alumbrado eléctrico, o incluso sin agua corriente en nuestras casas, más aún, en nuestras calles. Pero hace algo más de cien años, ésto era así. De este modo, en la ciudad de Chinchilla no había ni siquiera una fuente pública en todo el interior de la muralla, y los que querían llenar sus cántaros, debían andar varios kilómetros, hasta la fuente del Tinte. 

 

Por tal motivo, el Ayuntamiento de esta Ciudad, presidido por D. Enrique Barnuevo Rodrigo de Villamayor como alcalde, se reunió el 4 de agosto de 1.895, con el fin de traer las aguas dulces del tejar y fuente del tinte hasta la ciudad, "para establecer uno o más puntos de agua en la población", para lo que se llamó a un ingeniero, que emitiera un informe. En la misma reunión, se dio permiso al Sr. Alcalde para gestionar traer el alumbrado eléctrico a la ciudad.

 

De este modo, pocos días después, el 13 de octubre de 1.895, llegaba por la noche en tren el señor Ingeniero que debía intervenir en la conducción de las aguas y en proyectar la instalación de una fuente pública en la plaza de la Constitución (hoy de la Mancha) y en otros puntos de la población si fuese posible.

 

En la reunión del 20 de octubre de 1.895, señala el Sr. Alcalde que el señor Ingeniero ya está "ocupándose de los trabajos necesarios para el proyecto de la obra de traslación de las aguas de la fuente del Tinte a esta ciudad, y establecerla en la Plaza Mayor que es a lo que por ahora se concretarán sus trabajos, sin perjuicio de intentar después otros para instalar mayor número de fuentes dentro de la población de cuyos trabajos dará cuenta a la corporación tan pronto los termine el Sr. Ingeniero. Que al reconocer la mina subterránea que conduce al nacimiento de dicha Fuente del Tinte se han encontrado desprendimientos de tierra y peñascos que obstruyen la cañería, por lo que he dispuesto su limpieza para que pueda salir toda el agua que ahora se va por otros lados, y además, por indicaciones del Sr. Ingeniero, se están formando unas márgenes o ribarzos en la parte alta del cerro donde está el nacimiento, para contener las aguas fluviales, y conseguir su filtración y aumento consiguiente de las que lleva la cañería". Además, el Señor Alcalde añadió que "cuando llegó el señor ingeniero a la estación, fue a recibirle con su carruaje, hospedándole en su casa tanto por el gusto de obsequiarle con esta merecida distinción, como por no aumentar gastos en el Ayuntamiento".

 

Para la realización de las cañerías, se pidió presupuesto a dos fábricas: la fábrica del Balneario de Valencia, y la de San Rafael, de Madrid. La primera ponía el material a 7'5 pts. el metro, con tubos de 7'6 cm de diámetro. La segunda, propiedad de D. Rafael Pérez, a 6 pts. el metro, con 8 cm de diámetro, a lo que el Ayuntamiento, se decidió por el segundo, que se comprometió ha hacer un descuento del cinco por ciento por cada kilogramo de tubería.

 

En las sucesivas reuniones del Ayuntamiento, seguía latente el proyecto de la fuente, y rara era la reunión en que algún punto no hacía alusión a la misma. Y así, en la del 12 de enero de 1.896, el Señor Alcalde "expuso si estaban conformes con el sitio que ha señalado en el centro de la plaza mayor para el establecimiento de la fuente [...], sobre lo cual, indicó el Sr. Furio que teniéndose en cuenta la proximidad de la fuente a los árboles y bancos que han de colocarse en dicha plaza, se hará dificultoso el tránsito de carruajes, y la colocación de los carros que vengan a vender al público sus mercancías, comentando el señor presidente que no es de temer que suceda tal dificultad, porque ya lo previó al señalar la fuente y sitio de los árboles, pues entre unos y otros resulta un ancho de diez metros, igual al de una carretera de primer orden[...]

 

Finalmente, tras votar el Ayuntamiento, se acordó por unanimidad colocar la fuente en el centro de la plaza, "y que los carros que vengan a vender comestibles u otros géneros al público, se coloquen en lo sucesivo en la calle de la corredera, desde la puerta de la casa consistorial hasta el frente del casino en la placeta del pósito[...].

 

Las obras iban avanzando, y así lo manifiesta el Sr. Alcalde en la reunión del 15 de mayo de 1.896, señalando que "la nueva fuente que se construye en la plaza, está a punto de terminarse, estándose por tanto en el caso de que la corporación acuerde el nombre que ha de llevar dicha fuente, y el día en que haya de inaugurarse. Y habiéndose ocupado de este asunto el Ayuntamiento, acordó por unanimidad se le ponga el nombre de nuestra patrona la Virgen de las Nieves, y la inauguración tenga efecto el domingo próximo diecisiete del actual, a las 4 de la tarde, a cuya hora se reunirá la corporación para asistir a tan importante acto y dejar instalada la fuente para el servicio del vecindario".

 

Y avanzando en el tiempo, llegamos hasta el día de la inauguración, cuyo acto, también describe perfectamente el señor secretario del Ayuntamiento, y que reza: "En la Ciudad de Chinchilla, a 17 de mayo de 1.896, en cumplimiento de lo acordado en la reunión extraordinaria del día 15 del actual, se reunieron en estas salas consistoriales convocados con antelación, los señores del Ayuntamiento Constitucional de la misma, con su Alcalde presidente D. Enrique Barnuevo Rodrigo de Villamayor, con el fin de verificar la inauguración de la fuente de agua dulce que se ha construido en la Plaza de la Constitución de esta Ciudad.

 

Siendo las 4 de la tarde, hora designada al efecto, se trasladó la corporción a la referida plaza, precedida de sus maceros, y acompañada del Sr. Juez Municipal, D. Pascual Moreno, y Teniente de la Línea de la Guardia Civil, D. Casimiro Martín y Martín, que fueron invitados.

 

Quedó tocando en este trayecto la banda municipal, y colocado el Ayuntamiento al lado de la fuente, llegó el Clero, y bendijo ésta el Sr. Cura párroco don Francisco Peña López, bajo el nombre de Ntra. Patrona la Virgen de las Nieves. Inmediatamente, se abrieron los cuatro grifos de la fuente de cuya agua, bebieron todos los mencionados señores, declarando el Sr. Presidente que desde aquel momento, quedaba abierta e instalada para el servicio y utilidad del vecindario.

 

Tan importante acto tuvo lugar con repique de campanas y a los acordes de la Banda Municipal, tocando también otra banda de aficionados de esta Ciudad, y una orquesta compuesta de músicos también vecinos de esta población, denominada "La Juventud".

 

Terminado el acto, el Sr. Alcalde presidente dirigió la palabra al inmenso gentío que ocupaba la plaza, pronunciando un improvisado y elocuente discurso alusivo a tan importante mejora para esta Ciudad, siendo interrumpido constantemente con vivas y aplausos de la multitud, manifestando el público su satisfacción por contar desde hoy con una fuente tan necesaria, y no haber otra de agua dulce dentro de la población.

 

Tras la inauguración, y en cumplimiento de lo acordado en el 4º punto de la sesión extraordinaria del día 15 de mayo, en la reunión celebrada el 31 de mayo de dicho año de 1.896, "el Secratario leyó la inscripción que ha de colocarse en la fuente de la plaza, que dice así: CONSTRUIDA POR ACUERDO DEL ILUSTRE AYUNTAMIENTO DE 20 DE OCTUBRE DE 1895, SIENDO ALCALDE-PRESIDENTE EL SEÑOR D. ENRIQUE BARNUEVO. INAUGURADA EL 17 DE MAYO DE 1896.

 

FINA ORTEGA GARCÍA.

Registrado.

Tablón de anuncios Tablón de anuncio
Buzón Virtual Buzón Virtual
MANUAL SEDE ELECTRONICA ACCESO CON CERTIFICADO
buzon virtual.pdf
Documento Adobe Acrobat [399.2 KB]
Canal YouTube Canal YouTube

Contacto

Ayuntamiento de Chinchilla de Montearagón

C/ Fernando Nuñez Robres nº 2

02520 Chinchilla de Montearagón

 

Correo electrónico: chinchilla@dipualba.es

contacto@webchinchilla.com


También puede llamarnos al teléfono: 967260001 de 8:00 a 15:00

Horario

Lunes a Viernes de 8:00 a 15:00

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Ayuntamiento de Chinchilla de Montearagón